Las fases de un mercado alcista

Una de las características distintivas de un buen gestor de inversiones, es la capacidad de generar rentabilidades positivas (superando al mercado) de forma consistente en el tiempo, y Peter Lynch sí que sabe de ello. Logró en once de sus trece años como gestor de Fidelity Magellan Fund, una rentabilidad anual media del 29%. 

Para fortuna de muchos, a Lynch le gusta escribir, y a través de sus libros ha intentado transmitir su filosofía de inversión utilizando un lenguaje sencillo y practico, defendiendo siempre que “las acciones no son billetes de lotería: detrás de cada acción hay una empresa y una razón por la que las compañías crecen de la manera en que lo hacen“, e insistiendo que “solo se debe invertir en aquello que se conoce, el inversor debe convertirse en un experto de los sectores y las empresas en las que invierte”.

Abarcar todas las enseñanzas de Peter sería tarea imposible en un solo artículo, por lo que invito al lector a leer sus libros, entre los que destaca “Un paso por delante de Wall Street”, donde se relata una anécdota muy interesante, “La Teoría del Cocktail Party”.

La teoría expone que, Peter se encuentra de pie cerca de la zona de licores en una fiesta, y empieza a escuchar las conversaciones de los demás. Según los temas que debatan, se puede identificar el momento actual de un mercado alcista. Lynch identifica cuatro fases:

  • Fase 1: Nadie habla de acciones, solo de deportes, política, cultura, etc. Lo que podría ser un síntoma que el mercado está apunto de subir.
  • Fase 2: La gente empieza a hablar acerca de las acciones, pero muy poco. Cuando se enteran que Lynch es inversor, hablan con el sobre ello, pero cambian de tema rápidamente. El mercado ha empezado a subir, al menos un 15% pero las personas no son conscientes de ello.
  • Fase 3: La conversación sobre acciones aumenta de forma drástica, las personas se vuelven hacía Lynch y le hacen muchas preguntas, debaten entre ellos sobre las diferentes opciones que hay en el mercado. Para este momento, la bolsa habría subido un 30%.
  • Fase 4: En esta etapa del mercado alcista, las personas no piden consejos a Lynch ni hacen preguntas, por el contrario le dan sugerencias de compra y venta.

En ese última etapa, Lynch reflexiona lo siguiente “Cuando mis vecinos me dicen que acciones debo comprar y me arrepiento de no haberles hecho caso, es señal segura que el mercado alcista ha llegado a su fin y está a punto de empezar el declive

El ejemplo anterior es bastante instructivo y fácil de colocar en práctica. Recordemos una de las últimas crisis financieras que hemos tenido para determinar si se pudo aplicar dicha teoría o no.

  • Crisis punto com:

1

Fuente: Yahoo Finanzas, elaboración propia.

Esta crisis hace referencia al periodo entre 1997 y 2000, cuando las empresas relacionadas con Internet tuvieron un fuerte crecimiento en bolsa, consecuencia de la especulación, disponibilidad de capital riesgo y valoraciones poco racionales, con escenarios excesivamente positivos.

Lo anterior se ve reflejado en el grafico del NASDAQ, el índice de los valores tecnológicos de Wall Street, que tuvo un rally impresionante hasta que exploto la burbuja, la mayoría de las empresas no ganaban dinero, ni iban a monopolizar el mercado, antes todo lo contrario, un considerable número de empresas quebraron, aunque hay sobrevivientes como Google.

También, podríamos hablar de la crisis inmobiliaria, pero esa ya es más conocida por todos. Muchas personas en Estados Unidos y Europa todavía tienen hipotecas donde la deuda con el banco es considerablemente superior al precio de mercado de su vivienda, jamás se imaginaron que el precio de las mismas fuera a caer.

La historia de las burbujas especulativa no se remonta al presente siglo, la primera vez que ocurrió fue con una hermosa flor, típica de la primavera holandesa, los tulipanes. Por el siglo XVII muchos se lanzaron a especular con los precios de las futuras cosechas de tulipán, comprando bulbos con la esperanza de revender a un precio mayor. Pero el desenlace fue evidente, la explosión de la burbuja fue inevitable, dejando ganadores pero sobretodo perdedores, y un país sumergido en una depresión económica.

Las anécdotas de los grandes inversores, ayudan a formar un pensamiento crítico propio, para tomar decisiones con base en nuestros propios conocimientos. La decisión de hacer uso de  “La Teoría del Cocktail Party” es personal, pero sin duda podría ser aplicable hoy día, sin importar la clase de activo de inversión que estemos valorando. Sin embargo, parece ser que no nos damos cuenta que estamos en una burbuja, hasta que estalla.

¡Éxitos!

JB.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: